¿QUÉ ES TOMATIS?

Estimulación Audio - Psico - Fonológica
Basada en el Método Tomatis.

 

El sistema auditivo es el responsable de mantenernos en equilibrio permitiendo el control de nuestro cuerpo. Gracias a él desarrollamos el lenguaje y nos proporciona la energía necesaria para la actividad cerebral.

Introducción

El sistema auditivo es el primer sentido que se desarrolla en el feto, a los 4 meses de gestación ya empieza a obtener información y a ser estimulado. Es por eso que está estrechamente relacionado con el estado de la madre durante el embarazo. Cualquier complicación durante esos meses de desarrollo puede causar alguna alteración, que posteriormente dificulte la entrada de la información recibida a través del sistema auditivo.

El sistema auditivo es el responsable de mantenernos en equilibrio permitiendo el control de nuestro cuerpo. Gracias a él desarrollamos el lenguaje y nos proporciona la energía necesaria para la actividad del cerebro.

Es imprescindible diferenciar la función de oír y escuchar. Oír es una acción pasiva y escuchar es una acción activa en la que se necesita la atención y el desarrollo neurológico adecuado para poder decodificar el mensaje.

Alfred Tomatis

Médico otorrino francés (1920-2001), fue un investigador incansable de la relación entre el oído, la psicología y la voz (audio-psico-fonología). Fue el primero en determinar en 1947 que la voz sólo contiene lo que el oído es capaz de escuchar, principio que lo impulsó a desarrollar una técnica de reeducación auditiva aplicada primero en la rehabilitación de la voz en cantantes de ópera, y posteriormente generalizada a otros tipos de trastornos.

Realizó importantes trabajos sobre la escucha intrauterina, la lateralidad auditiva, la relación del oído con la personalidad, el aprendizaje de idiomas, la dislexia etc. poniendo de manifiesto que la escucha juega un papel esencial en el equilibrio de nuestro sistema neurológico.

En 1958 presenta su primer Oído Electrónico en la Exposición Universal de Bruselas y gana la medalla de oro de la investigación científica.

El Oído Electrónico

El Oído Electrónico, construido por A. Tomatis, tiene como objetivo reforzar los músculos que se encuentran en el oído medio, y son los encargados de transmitir y amortiguar las vibraciones que pasarán al oído interno. Actuaría como una forma de gimnasia auditiva.

Este aparato es un complejo electrónico que comporta amplificadores, filtros y un juego de básculas electrónicas. Funciona como un amplificador-transductor, cuando escuchamos la música. Modifica esta entre dos canales: el primero acentúa las frecuencias bajas, graves, y el segundo acentúa las frecuencias altas, agudas. Ese mecanismo de báscula obliga a los músculos del oído medio a trabajar intensamente, ganando elasticidad, de tal forma que la respuesta del oído mejora, pues percibe los sonidos de todo el espectro auditivo con mayor precisión.

El Oído Electrónico está diseñado de forma que salen dos canales: vía aérea y vía ósea. La música llega a la persona por los dos, pero no a la vez, hay un intervalo de tiempo entre ellos. Este intervalo hace que el cerebro se ponga en alerta para recibir el mensaje que le va a llegar.

En esto consiste la estimulación auditiva, en poner en alerta al sistema y así estar preparado para la recepción de la información.

Este proceso, al estimular el cerebro, también tiene un efecto activo en las redes neuronales, proporcionando así una mejora en el procesamiento auditivo.

Los cascos que utilizamos en las sesiones de Tomatís llevan, además de los auriculares convencionales, un vibrador en la parte superior, para transmitir el sonido por vía aérea y vía ósea.

¿Cómo se realiza?

El primer paso es evaluar la problemática de la persona mediante un estudio audio-psico- fonológico basado en el test de escucha y otras pruebas. Con esta información se realiza un programa personalizado de sesiones de escucha, en las que se utilizan la voz de la madre, cantos gregorianos y música de Mozart, entre otras.

La elaboración de las sesiones de escucha se realiza a través del oído electrónico y utilizando la tecnología adecuada.

Las sesiones de escucha, cada persona las realiza en su domicilio y en algunos casos concretos, en nuestras instalaciones. Se hacen con unos auriculares especiales que permite que el sonido se transmita por vía ósea desde el centro de la cabeza y por vía aérea, a través de los oídos.

El número de sesiones a realizar dependerá de cada caso en particular y del objetivo específico de cada persona.

Durante el tiempo que la persona está realizando la técnica Tomatis, se van haciendo test de escucha periódicos para ir valorando el resultado y poder hacer las programaciones oportunas.

¿A quién va dirigido?

ADULTOS Y NIÑOS

Entre otros podemos destacar:

DIFICULTADES ESCOLARES.

  • Déficit de atención
  • Dificultades de concentración
  • Dificultad de memorización Trastorno del comportamiento.

TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO

  • Timidez.
  • Alteraciones del estado de ánimo: cansancio, tristeza, irritabilidad.

TRASTORNOS VESTIBULARES O DE MOVIMIENTO.

  • Motricidad gruesa y fina
  • Coordinación, equilibrio.
  • Consciencia corporal.
  • Postura Aprendizaje.
  • Integración de lenguas: preparación del oído para la asimilación de idiomas.
  • Educación de habilidades musicales: mejora de la voz y de la capacidad de ejecutar un instrumento musical.

APRENDIZAJE

  • Integración de lenguas: preparación del oído para la asimilación de idiomas.
  • Educación de habilidades musicales: mejora de la voz y de la capacidad de ejecutar un instrumento musical.

OTROS.

  • Preparación al parto y a la maternidad.
  • Como herramienta de crecimiento personal.
  • Dificultad de audición, sensibilidad al ruido, contaminación sonora...
  • Trastorno del lenguaje: Capacidad de hablar con más elocuencia y claridad.
  • Aumento del rendimiento y la creatividad.
  • Incremento de los niveles de energía.
  • Desarrollo de la confianza en uno mismo y de la autoestima.
Beneficios de Tomatis

Reeducando nuestra forma de escuchar, podemos mejorar nuestro aprendizaje, las habilidades del lenguaje, la atención, la concentración, la comunicación, la creatividad y el comportamiento.

Una alteración en el sistema auditivo puede causar trastornos de comportamiento, dislexia, dificultades en el habla y en la expresión, bajo rendimiento escolar, problemas de coordinación corporal, de psicomotricidad, alteraciones nerviosas etc.….

Los adultos también pueden beneficiarse de la estimulación audio-psico-fonológica basada en el método Tomatis. Se muestran más serenos, centrados, rinden más en el trabajo y mejoran sus relaciones personales. Nos aporta energía y resistencia, a la vez que alegría y fuerza para realizar los cambios oportunos que nos permitan estar mejor y sentirnos bien en todos los niveles.

Las personas mayores con el tiempo vamos dejando de percibir algunas frecuencias y eso comporta una pérdida parcial de la información. La técnica ayuda a equilibrar el sistema nervioso proporcionando la energía necesaria y así obtener una mejor percepción auditiva.

En las mujeres embarazadas, la técnica energiza y relaja, permitiendo, además, que se establezcan vínculos afectivos entre madre e hijo, disminuye el estrés y facilita alcanzar el estado de tranquilidad durante el parto.

También se utiliza en el aprendizaje de idiomas. Se trabaja estimulando aquellas frecuencias utilizadas en la lengua que nos interesa aprender, y así, el oído se acostumbra a esos sonidos facilitando la pronunciación, el aprendizaje y la escucha de este.

¿En qué podemos ayudarte?





He leído y acepto la Política de Privacidad