¿Qué es Mindfulness?

Cada vez escuchamos más la palabra Mindfulness en diferentes ámbitos, lo escuchamos en la escuela, en los hospitales… incluso en las empresas.

Mindfulness ha sido traducida al español en diferentes formas, todas compuestas a falta de una palabra que dé con el significado original. Las traducciones más comunes son Atención Plena, Plena Conciencia, Presencia Plena, Conciencia Abierta, entre otras. Emplearemos la traducción más utilizada en este momento que es "Atención Plena".

No podríamos vivir sin la capacidad de estar en el presente. Sin embargo, y aunque creemos tener control consiente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente. Si lo que estoy experimentando me gusta, quiero que continúe o si lo que estoy experimentando me desagrada, quiero que desaparezca.

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando, sin juzgarla. De esta manera, aunque experimentemos algo no grato, y esto es inevitable ya que es parte de nuestra experiencia humana, podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca.

Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más, es lo que la práctica de Mindfulness permite.

“Mindfulness significa prestar atención de una manera especial: intencionadamente, en el momento presente y sin juzgar”.
- Jon Kabat-Zinn
¿Cómo se entrena?

Nuestra mente no está preparada para vivir en presente, que es realmente donde se desarrolla la vida, por tanto, para lograrlo tenemos que seguir un programa de entrenamiento y lo hacemos con dos herramientas básicas en la práctica de Mindfulness.

  • Práctica Informal: Es aquella que podemos realizar en cualquier momento, mientras realizamos nuestras actividades cotidianas, tales como comer, asearte, conducir, andar...,  elegimos mantener la atención centrada en cada una de esas actividades.
  • Práctica Formal: Es la práctica de la Meditación en sí misma y para ello reservamos un tiempo concreto, un lugar y una postura, con una regularidad determinada. Observamos en silencio lo que en este momento acontece, tanto lo que nos llega del exterior, a través de nuestros sentidos, como todo lo que nos llega de nuestro interior, pensamientos, emociones, sensaciones corporales...
“En solo 8 semanas de práctica continuada de Mindfulness se pueden generar cambios estructurales significativos en regiones cerebrales asociadas con la memoria, la empatía y el estrés”.
- Scientific American.
¿Qué ocurre con la práctica de Mindfulness?

A través de la práctica de Mindfulness, desarrollamos nuevas claves que nos dan la posibilidad de conocernos mejor a nosotros mismos e interactuar más abiertamente con los demás, así como aumentar la comprensión y la aceptación de nuestra propia vida con todas sus circunstancias.

 

Mindfulness = Atención Plena.
Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando, sin juzgarla. Mindfulness se puede entrenar con la práctica informal, mientras realizamos nuestras actividades cotidianas y con la práctica formal, mediante la meditación.

La práctica de Mindfulness, nos da la posibilidad de conocernos mejor a nosotros mismos e interactuar más abiertamente con los demás.

Beneficios de la práctica de Mindfulness
  • Aprender a respirar mejor.
  • Aprender a relajar cuerpo y mente.
  • Aumentar la flexibilidad corporal.
  • Mejora la respuesta al estrés.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Mejorar hábitos alimentarios.
  • Reduce las distracciones y aumenta la concentración.
  • Recargar energías del propio cuerpo.
  • Mejora el estado de animo: tristeza, irritabilidad
  • Actitud de responsabilidad en el cuidado de la propia salud.
  • Aceptar la realidad tal y como es.
  • Ayuda a manejar el dolor crónico.
  • Reduce el sufrimiento por una mejor gestión de las emociones
  • Nos orienta a la consecución de objetivos.
  • Aumenta el nivel de satisfacción y la confianza personal.
  • Reduce la impulsividad y nos aporta mayor equilibrio.
  • Fortalecerse ante la adversidad.
  • Mayor calma y paz.
“Mindfulness representa una poderosa herramienta para lograr cambios externos, así como la felicidad interna.”
- Shinzen Young

¿En qué podemos ayudarte?





He leído y acepto la Política de Privacidad