Perdida de vitaminas y minerales de los alimentos
agosto 9, 2018
0

Tradicionalmente se había considerado la salud como ausencia de enfermedad. En 1.947 la OMS la definió como “un estado de completo bienestar, físico, mental y social y no solo la ausencia de enfermedades”.

Hipócrates un medico de la antigua Grecia ya dijo en el siglo V a.C.: “Que tu alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento”

No es lo mismo alimentarse que nutrirse y esos conceptos parecen olvidados actualmente, nos alimentamos, pero ¿nos nutrimos? 

Existe una gran diferencia entre alimentarse y nutrirse, esta diferencia radica en el hecho de que mientras alimentarse es simplemente la acción externa de ingerir alimentos para sobrevivir, nutrirse podría ser el proceso biológico por el cual nuestro organismo obtienen los micronutrientes y macronutrientes necesarios para su correcto funcionamiento, es un proceso que ocurre dentro de nuestro organismo.

Los alimentos actuales no contienen la misma cantidad de nutrientes que los de antaño, por lo tanto ¿estamos seguros de que tomamos los nutrientes necesarios a diario?

La contaminación ambiental, el abuso de pesticidas y herbicidas, el empobrecimiento de los suelos, actualmente se ha constatado el déficit de Selenio, de zinc, de cromo etc.. en la mayoría de los suelos, el exceso de aditivos alimentarios, el estilo de vida tan estresante que soportamos, la cantidad abusiva de comida refinada y alimentos azucarados, el gran consumo de alimentos grasos de mala calidad, la maduración artificial que padecen los alimentos frescos, la inadecuada flora bacteriana, …… hace que se tenga carencias en determinados nutrientes.

Conclusiones de estudio sobre la pérdida de vitaminas y minerales de los alimentos en los últimos años.

 

Cada nutriente interviene en varias reacciones metabólicas, indispensables en el correcto funcionamiento del organismo. Un déficit en uno o alguno de ellos, si se prolonga en el tiempo, puede dar lugar a una sintomatología por carencia. Y, por el modo de alimentación actual, puede haber problemas en nutrientes como: Vitamina D, Ácidos grasos W-3, Magnesio, Cromo, Cobre y Vitamina B1, por citar los más comunes.

La conclusión es que uno puede estar “bien” alimentado, pero mal nutrido, algo común en países desarrollados, puesto que uno se alimenta de lo que entra por la boca, pero sólo se nutre de lo que al final (tras un largo y complejo proceso) llega a la célula

Esta es una de las razones por las cuales la suplementación es tan importante en nuestros días.

Se define la suplementación como el aporte de sustancias nutricionales complementarias a la dieta con el fin de mantener una buena salud así como para prevenir y tratar enfermedades a través de la regulación de las alteraciones bioquímicas